martes, 7 de junio de 2011

Meret Oppenheim- Una surrealista en París




Meret, nacida en Berlín en 1913, hija de un cirujano judío y emparentada con Hermann Hesse (era nieta de la sobrina de éste), se irá a París con 20 años, para perfeccionar sus estudios artísticos. Entrará en contacto, rápidamente, con personalidades decisivas de  los círculos de vanguardia, fundamentalmente, con los surrealistas. Desde finales del S. XIX, París era la capital imanadora del arte europeo, atrayendo a todos los creadores que quisieran estudiar, conocer, empaparse de la bullente vida cultural de la ciudad. Giacometti, Hans Arp, Man Ray (para el que posará desnuda), Max Ernst (con quien tuvo un affaire) y André Breton,  formaron parte de su círculo de amistades.



Meret Oppenheim fotografiada por Man Ray , 1933


Esta época fue la más fecunda y las más conocida dentro de su obra. Es el momento en que realiza una de sus obras de referencia y que se convertirá en uno de los iconos del surrealismo: Desayuno en piel.

Esta obra fue inmediatamente comprada por el Museum of Modern Art de Nueva York, tras la exposición realizada por el propio museo en 1936, titulada " Arte fantástico, Dadá, Surrealismo". Alfred H. Barr, que organizó la muestra, escribió refiriéndose a ella: " Pocas obras de arte han estimulado tanto en los útimos años la fantasía del pueblo como el objeto surrealista de Meret Oppenheim, la taza envuelta en piel, el platillo y la cuchara. Como la famosa metáfora de Lautréamont, el encuentro de una máquina de coser y un paraguas en una mesa de disección, y los relojes blandos de Dalí, la taza envuelta en piel hace real de una manera concreta la inverosimilitud más extravagante. La tensión y excitación que produjo este objeto en decenas de miles de norteamericanos  se tradujeron en ataques de rabia, carcajadas, hastío y éxtasis ".




Objeto, 1936




Mi enfermera, 1936


A la manera de Duchamp y sus ready made (objetos cotidianos descontextualizados), crea su obra, participando en la mayor parte de las exposiciones del grupo. Trabaja, además, con el dibujo, la pintura, la poesía y la escritura onírica. Diseña aparatos domésticos, mezclando, en sus obras, elementos animales y antropomórficos, como un par de guantes de piel con largas uñas rojas (1936) o su mesa con patas de ave (1939).






El ascenso del nazismo en Alemania hace que su padre pierda su trabajo por su condición judía y que ella tenga que dejar su residencia en París. Como otros tantos artistas se refugia en Suiza abandonando, durante diez años, la creación artística, debido a una profunda depresión nerviosa.


Posteriormente volverá a trabajar y su obra será redescubierta por una generación de artistas jóvenes que reivindican su postura ante el arte y ante la vida. Muere en 1985.



La Oreja de Giacometti , 1956




La pareja, 1956



Ardilla, 1960



Miss Gardenia, 1962




Espiral, 1971




Arco Subterráneo, 1977



Par de Guantes ( detalle), 1985


En el año 1975, recibió el galardón Kunstpreis der Stadt Basel. En su discurso hizo un llamamiento a las mujeres: " a demostrar con su forma de vida que no van a aceptar más los tabúes que las han mantenido subyugadas durante siglos. La libertad no es algo que te dan sino algo que tienes que conseguir".




Meret Oppenheim en los años 80'

Bibliografía:
- Mujeres artistas de los Siglos XX y XXI. Editorial Taschen
- Klinngsöhr-Leroy, Cathrin: Surrealismo. Editorial Taschen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada