domingo, 3 de diciembre de 2017

Los Tejidos y Las Joyas en Frans Pourbus El Joven



Frans Pourbus el Joven: Isabel de Francia, 1621

Hijo y nieto de pintores, Frans Pourbus el Joven ( Amberes 1569- París 1622) fue, quizás, el mejor conocido de todos ellos. Ubicado dentro del Renacimiento Flamenco, se caracterízó por llevar a cabo retratos de aparato, buscando la plasmación de la majestuosidad de los regentes españoles de Países Bajos, del Duque de Mantua o de María de Medici, la reina de Francia. Lo que fascina en la ejecución de cualquiera de los retratos que realizó es el tratamiento que hizo de las sedas y brocados,  la delicada, minuciosa y genial pincelada con la que fue capaz de captar las puntillas de las golas, el sublime detallismo con el que plasmó los destellos de todas las joyas, que prendidos en ropajes o en el pelo, engalanaban a sus retratadas.


Frans Pourbus el Joven: Isabel de Francia
Con su mano toca el rico joyel de piedras preciosas que tiene prendido en su pecho
y su gran collar de perlas de doble vuelta haciendo desviar nuestra mirada hacia él . 
Impresionante la gorguera de tres capas ( triple) y las mangas "acuchilladas" (1)



Frans Pourbus el Joven: Archiduquesa María Magdalena de Austria, 1620
El espacio en donde se sitúa la figura no es importante.
Por ello, Pourbus utiliza una tela como fondo pintada brillantemente
con aguas y reflejos.


Detalle
De nuevo, nuestro autor demuestra una manera exquisita de pintar
las telas y las joyas. A la izquierda, tenéis un pendentif que amarrado con una cinta
cuelga del traje, con forma de gallo terminando con una perla en foma de pera ( pendeloque)
En su pechera hay más broches espectaculares  además del largo y doble collar de perlas
que tanto gustaba llevar a las mujeres de la realeza



Frans Pourbus el Joven: Isabel Clara Eugenia de España 



Frans Pourbus el Joven: Archiduquesa Isabel Clara Eugenia y su enana, 1599. 
Ese es el título de este cuadro que muestra a la Archiduquesa con Magdalena Ruíz. 

Los enanos denominados " criaturas pintorescas", para el historiador Bouza, “se habían convertido en objetos preciosos dignos de pasar a engrosar la real cámara de las maravillas”, tratados como fetiches que incentivaban competiciones entre los miembros de la realeza para ver quien conseguía el más virtuoso y raro. Fueron tan  codiciados que se utilizaron como regalos diplomáticos, poseyendo las infantas, bufones y enanos para sus juegos. La propia Isabel Clara Eugenia mantuvo e hizo honor a esa costumbre como archiduquesa de los Países Bajos, desde donde envió, entre 1602 y 1605, varios enanos como regalos para Felipe III. En España, lo extraño y original unido al concepto de exclusividad y riqueza fueron planteamientos muy presentes en la Corona que inició esta costumbre preocupada por su imagen y su propaganda política" . (2)



Frans Pourbus el Joven: María de Medici, 1605.

De este cuadro resaltamos las joyas prendidas en el pelo que parecen salir del cuadro y que casi
podemos tocar y el cambio en la moda de las gorgueras ( cuellos de encaje que formaban pliegues y ondulaciones) que siguiendo el "principio de seducción" (3) y el llamado "Compromiso Isabelino" (4) este elemento se abría por el frente para mostrar el escote y se elevaba por detrás de la cabeza en unas alas de gasa (5) . 


Frans Pourbus el Joven: Margarita Gonzaga, siglo XVI


Frans Pourbus el Joven: Retrato de María de Medicis, 1613

En este retrato de la reina de Francia vemos el terciopelo de su traje cuajado en las mangas de perlas y otras piedras preciosas, la gorguera abierta y la pieza del estómago (6) desarrollada en tres partes que estabaendurecida con cartón y que se hacía mantener en su lugar por los armazones de madera. La abullonada falda muestra la flor de lis típica de la monarquía francesa. De nuevo, como fondo, la exquisited de la tela drapeada que cae tras la figura y una pequeña pieza arquitectónica que nos hace pensar en un espacio áulico así como la esquina de una mesa, sobre la que la reina se apoya


Frans Pourbus el Joven: Retrato de Doña María de Medicis 1606-07
Este retrato se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Bilbao ( España)

Para Blais Ducos, este retrato es exponente del retrato de corte por excelencia.. De  hecho,  la  obra,  tras  una  aparente  economía  de  medios,  abunda  en  detalles  y  hace  gala  de  una  verdadera  ciencia  de  la  manipulación  visual.  Los  diamantes  prendidos  en  los  cabellos  –se  reconoce  el «Beau Sancy», pieza insignia de las joyas de la corona ; las «perlas pera», que entusiasmaban a esta  Médicis  y  que  son  una  muestra,  en  forma  de  pendientes,  de  la  increíble  cantidad  de  perlas  que  engalanan a la joven mujer (pulseras, collares largos, broches); los diamantes tallados «en forma de mesa» a los que Pourbus devuelve su sordo resplandor (alfileres, sortija), tan diferente a los destellos que lanzan los brillantes desde las innovaciones introducidas en el siglo XIX en el arte de la talla de piedras preciosas; y finalmente los encajes ; todo ello indica que se trata de un personaje fuera de lo común. Sin recurrir a la pompa, Pourbus sugiere la presencia real. La belleza de la materia pictórica tiene mucho que ver en ello, así como el contraste en negro y rojo que estructura todo el retrato (con el juego de la tela escarlata visible entre los huecos que deja el tejido negro). (7)


La mayor parte de la obra gráfica ha sido extraída de Wikimedia Commons

Como obras de referencia y citas: 

-Laver, James: " Breve historia del traje y la moda". Grandes Temas Cátedra, Madrid, 2017
- Montañés, Luis y Barrera, Javier: " Joyas". Diccionarios Antiquaria, Madrid, 1987. 

1- En Laver, James: " Breve historia del traje y la moda". Pág. 69-70.Sobre las " cuchilladas": " "Se adscribe a la victoria suiza sobre Carlos el Calvo, duque de Borgoña, en la batalla de Grandson ( 1476). Los vencedores hicieron un saqueo de seda y otros tejidos caros en grandes cantidades, y utilizaron este botín - rasgando las telas- para remendar sus propios trajes desgastados, sus andrajos. Los mercenarios germanos copiaron a las tropas suizas y de alli se extendió esta moda a la Corte francesa" (...) Las "cuchilladas", es decir, las rasgaduras en la tela de las prendas, a través de las cuales se sacaba el forro, se convirtieron en una práctica habitual a principios del siglo XVI. 
2- En Albadalejo Martínez, María: " Lo exótico y lo inususal en los retratos e inventarios de las infantas Isabel Clara Eugenia y Catalina Micaela". Revista del Departamento de Historia del Arte y Música de la Universidad del Pais Vasco. Aquí . Artículo en línea

3,4 y 5- En Laver, James: " Breve historia del traje y la moda". Pág. 82-83

6- Ibidem: pág. 85

7- En Aquí. Pág. 7

domingo, 19 de noviembre de 2017

Lo Orgánico en Carlos Forns Bada



Carlos Forns Bada: Arrecife, 2007

Carlos Forns Bada ( Madrid, 1956) realiza una pintura absolutamente personal. Ligado en sus comienzos a la Nueva Figuración Madrileña, encontramos en algunas de sus primeras piezas, ciertas concomitancias, quizás, con la obra simbólica y clásica de  Pérez Villalta.Forns habla de la influencia en su pintura de la etapa clásica de Picasso. 


Carlos Forns Bada: Botánico II, 1989
Carlos Forns Bada: Compás

 Sin embargo, se nos vuelve particularmente más interesante cuando crea ese mundo de formas orgánicas que podrían llevarnos a pensar en un Haeckel contemporáneo, aunque en él no haya la simetría que guió la obra de éste.  Formas vegetales y animales reconocibles colocadas en el universo onírico creado por este autor,  se mezclan con otras que se nos escapan pero que propician un goce estético superior. 


Carlos Forns Bada: De Amore, 2007-2008


  Carlos Forns Bada: Hilvanando el Pensar, 2007


Carlos Forns Bada: Selva Neurale e Spirituale, 2007


Toda la obra gráfica tiene copyright a favor de su autor y se muestra aquí únicamente para mostrar una pequeña parte de su trabajo. 



domingo, 5 de noviembre de 2017

Las Cabezas Visionarias de William Blake



William Blake: Caractacus

" La imaginación no es un estado: 
es la existencia humana en sí misma". 
William Blake

Reivindicado por prerrafaelitas, por simbolistas, y por los surrealistas, ejerciendo una mayor influencia en la obra de Max Ernst, William Blake ( Londres,  1757-1827) se nos revela como un hombre adelantado a su tiempo y que no fue comprendido en su momento. Fue un " miserable demente", según algunos.



William Blake: Cabeza de Job


William Blake: Cabeza de Harold muerto en la batalla de Hastings


William Blake: El hombre que construye las pirámides


Considerado como el precursor del Romanticismo, su educación metodista y sus estudios directos de la Biblia, lo convirtieron en un hombre lleno de sensibilidad y ensoñación. Su obra lo demuestra.


William Blake: Estudio para la cabeza de " El fantasma de una pulga"



William Blake: Nueve grotescas o demoníacas cabezas


William Blake: Sócrates

Este poeta, grabador, pintor e ilustrador, a partir de 1819, y a la manera de un charles le brun o quizás de un messerschmidt, con el que compartió , quizá , ensoñaciones, realizó una serie de grabados que denominó " Cabezas Visionarias"  y en las que representó  a personajes históricos o imaginarios y de los que afirmaba, que se le habían presentado físicamente. Y aquí os dejo algunas de ellas, siendo esta entrada, la primera dedicada a esta especial figura del mundo del Arte.


William Blake: El hombre que enseñó a Blake a pintar en sus sueños


Todas las imágenes han sido extraídas de Wikimedia Commons: Aquí .

domingo, 29 de octubre de 2017

Alice Cicolini Y Sus Joyas



Hemos conocido el trabajo de esta mujer que realiza diseños maravillosos inspirándose en la arquitectura y la estética oriental. Sus diseños son hechos a mano en India, en donde vivió cinco años, en concreto en Jaipur  en donde un artesano colorea el metal usando distintos colores con determinados significados tal como se hacía en Persia siglos atrás creando complejos y bellísimos esmaltes como base en los anillos. 




En su página web tiene varias colecciones una de las cuales explora la tradición de las formas japonesas. En uno de sus anillos recoge el dibujo que encontró en un kimono del siglo XVII. Utiliza turmalinas, zafiros, ópalos, amatistas, diamantes, ébano y cada una de sus piezas tiene su propia historia. Anillos pero también pendientes y collares están en su colección y todos pueden ser encargados por los clientes para crear nuevas joyas incluyendo en ellas todo tipo de querencias propias bajo la supervisión de la artista. 






 Graduada en Central San Martins de Londres, sigue vinculada a la institución, es escritora además de diseñadora.






 Un trabajo espectacular

La obra gráfica ha sido extraída de una búsqueda general en Internet. 

Sobre la obra de referencia os dejo su página web en donde podéis ver más creaciones de esta diseñadora. Esta entrada tiene como única finalidad dar a conocer su trabajo 


domingo, 1 de octubre de 2017

Christian Schad Y El Retrato



Christian Schad: Bettina Schad

La vida artística de Christian Schad transitó por varios ismos. Nacido en Alemania ( 1894-1982), concretamente en Baviera, su ciclo vital se movió por distintas ciudades europeas.Este declarado pacifista, recaló en la neutral Suiza escapando de la I Guerra Mundial  ( 1914-1918).


Christian Schad- Kreuzabnahme-1916

Allí conoció a los Dadaístas y aunque nunca militó en esta vanguardia sí se vió influído realizando fotografías experimentales que lo acercaron al grupo y que llamaron Schadografías


Christian Schad: Amourette-schadography-1918

Posteriormente Roma, Viena, París, Berlín y sobre todo Nápoles fueron las ciudades que le vieron crear retratos de hombres y mujeres cuyos ojos se clavan en los del espectador y en el que la línea es la protagonista en la construcción de estos seres, que van a ser bañados por una luz frontal. 


Christian Schad: Marcella, 1923


Christian Schad: María y Annunziatta del puerto, 1923
Retrato de dos actrices muy conocidas que formaban parte de una compañía
que trabajaba en el teatro Rossini de Nápoles.


Christian Schad: Desconocida, 1920


Christian Schad: Marcella, 1926

Crítica e Historiografía lo han incluído siempre como representante de la Nueva Objetividad;  esa tendencia opuesta al Expresionismo que retoma la mímesis para crear y que se presenta en Alemania a través de una gran exposición realizada por Hartlaub. Sin embargo, éste no incluyó su obra en ella. Por esa razón, Schad negó siempre formar parte de la tendencia. 


Christian Schad: Dr. Haustein, 1928. 

Este doctor era muy conocido por ser médico e investigador. Era un dermatólogo especialista en enfermedades venéreas, pero todavía era más conocido por las reuniones que realizaba su mujer en la casa común. Todo tipo de intelectuales se reunían en él. 
La sombra que que se proyecta en este cuadro era la de Sonja, una modelo de la que el doctor estaba profundamente enamorado. La mujer de Haustein terminó suicidándose por la relación que su marido mantuvo con ella. Tras el terrible episodio, las reuniones no se realizaron más y una vez Hitler llega al poder, la Gestapo quiere detenerle pero él se quita la vida con cianuro. (1) 


Christian Schad: Sonja, 1928

Sonja está sentada en un café muy concurrido de Berlín de los años 20'. 


Christian Schad: Lotte, 1927



Christian Schad: Maika , 1929. 
Representa a una jjoven actriz que vivía en Berlín y con la que el artista tenía un affair
El apellido del pintor aparece tatuado en su brazo izquierdo. 

Para Tomás Lloréns, su lenguaje pictórico evoca deliberadamente el del Renacimiento alemán ( 2) 


Christian Schad: autorretrato, 1927.

La mujer que retrata aquí ha sido retratada por él más veces. Aquí está de perfíl y en su mejilla encontramos una cicatriz. Es un sfregio " una cicatriz en la cara, que en aquel tiempo, en el sur de Italia y sobre todo en Nápoles, las mujeres que habían sido desfiguradas de este modo por sus amantes, exhibían con orgullo, como demostración visible de la dolorosa pasión con que eran amadas" (3)


  Christian Schad: St Genois d Anneaucourt-1927


Christian Schad: Amigas, 1930


Christian Schad: Eva von Arnheim, 1930

Toda la obra gráfica ha sido extraída de : https://www.wikiart.org/es/christian-schad

En cuanto a la obra de referencia y citas han sido extraídas del catálogo de la exposición "Mímesis y Realismo Modernos, 1918-1945, que se llevó a cabo en el Museo Thyssen Bornemisza en octubre 2005- enero 2006. Pág. 77-80.