domingo, 15 de noviembre de 2015

Entartete Kunst, Arte Degenerado



Poster de la exposición sobre el  denominado por los nazis
"arte degenerado"
Berlín, 1938

"Respecto a los artistas degenerados, les prohíbo someter al pueblo a sus "experiencias" . Si de verdad ven los campos azules están dementes y deberían estar en un manicomio. Si solo fingen que los ven azules son criminales y deberían ir a prisión. Purgaré a la nación de su influencia y no permitiré que nadie participe en su corrupción. El día del castigo está por venir".( 1) 


Así habló Hitler en la Casa del Arte Alemán, comenzada a construir en octubre de 1933, diez meses después de convertirse en canciller. Proyectado por Paul Ludwig Troost fue el primer edificio monumental del gobierno nazi (2) . 
 
Haus der Kunst ( 1934/37)
Casa del Arte Alemán
 
Hitler señaló que la Casa del Arte Alemán se dedicaba “solo al arte sano, a este arte que llevamos en la sangre, a un arte comprensible por el pueblo porque solo el arte que el hombre de la calle puede entender es verdadero arte”. Ese arte “saludable” era, en primera instancia, uno que hundiera sus raíces en la tradición realista, en la representación verosímil de figuras y objetos, de modo que resultara fácilmente decodificable por parte de un público amplio que podía no contar con el entrenamiento que requerían las innovaciones del arte de vanguardia. Puesto que se esperaba un efecto “edificante” de las pinturas y esculturas, en la selección de obras resultó fundamental la cuestión del tema. De hecho, el montaje de estas exposiciones se organizó en base a los temas representados: paisaje, naturaleza muerta, familias y vida rural. (3)
 
En él presidirá una especie de contra exposición para exhibir el arte oficial aprobado frente al arte de Vanguardia que en las dos primeras décadas del siglo XX se desgajó en multitud de importantes ismos en los que distintos artistas crearon obras para la posteridad  lo que significó no sólo la renovación y la ruptura con el arte que se desarrollaba desde el Renacimiento, sino que  los propios artistas liberados de normas, pintaban lo sentido, lo vivido, lo intuído. El arte ya no era mímesis como hemos comentado en otras entradas en este blog. No era representación de la realidad tal cual. Impresionismo, Fauvismo, Expresionismo, Cubismo, Surrealismo, Dadaismo, todas las obras y autores enclavados en estas tendencias fueron tomados por "degenerados". 


La Entartete Kunst en Salzburgo

Un hombre austríaco, empapado de ideas que provenían de otro que mostraba un feroz antisemitismo llamado Schönerer, terminaría por odiar y expoliar todas las obras de arte moderno que pudo encontrar, una vez que llegó al poder. Las palabras que abren esta pequeña entrada son un ejemplo. Ese austríaco fue Adolf Hitler, un hombre con muy malas calificaciones en la escuela de la que precisamente fue expulsado, viéndose obligado a viajar posteriormente a Viena para estudiar arte en el Museo de la Corte. Quiso entrar en la Academia de Bellas Artes pero no pasó la prueba de dibujo.(4)
 
 " Estaba tan convencido de mi éxito que , cuando me comunicaron que había suspendido, la noticia me golpeó como si me cayera un rayo desde el cielo" escribió Hitler. ( 5)

Algunos explicaron su odio hacia los judios por ese rechazo. La verdad es que entre los que formaban parte del tribunal que juzgó su trabajo no había ni un solo y además, posteriormente,  uno de ellos lo ayudó comprándole algunos de sus dibujos. 




Una vez llegado al poder en 1933, como se ha comentado anteriormente, y con Goebbels como ministro de propaganda del III Reich alemán, dió comienzo al saqueo de museos para llevar a cabo la "limpieza" de Alemania de lo que se denominó, " el perverso espíritu judío" que infectaba la cultura germana. (6) Había que exterminar el llamado "arte degenerado", que había sido creado por "espíritus enfermos". 

 Gustave Courbert

Lovis Corinth

Como consecuencia, cinco mil obras de arte fueron saqueadas, entre ellas las de van Gogh y las de Picasso.




Ambas imágenes son obras de  Edvard Munch

Una vez sustraídas, el 19 de julio de 1937 el gobierno alemán inauguró la exposición de Arte Degenerado en Múnich. Las pinturas se colocaron de forma desordenada  para perturbar a los asistentes. (7)

 
" Revelación del alma racial judía"; Un insulto a la femineidad alemana" . Impresionismo, Cubismo y surrealismo eran movimientos artísticos degenerados. En 1937 ya eran más de dieciséis mil obras las confiscadas y vendidas en subastas por una fracción de su valor real " para sacarle algo de dinero a esta basura" dijo Goebbels. (8) 


Obra de Otto Baum


Obra de Kichner

El 18 de julio de 1937, la Casa del Arte Alemán, se inaugura con más de siete mil personas , animales y máquinas. Era una exaltación de lo alemán, del espíritu del pueblo. (9)



Fuente de ambas imágenes: aquí

Sin embargo, frente a esta exposición de Arte Alemán, la llamada "arte degenerado" tuvo el triple de visitantes que la primera: dos millones de visitantes vieron esas obras.


 Kirchner, 1916


 
Hans Bellmer, la peonza, 1944-49

Tras dar la vuelta a Alemania, los cuadros de esta exposición se pusieron a la venta en una subasta en Lucerna en junio de 1939. Muchos no quisieron comprar entendiendo de dónde venían esos cuadros; otros muchos sí lo hicieron tentados por los precios. 




Las dos obras anteriores son de Franz Marc 


Kandinsky

Aún hoy es el día que descendientes de los asesinados en los campos de concentración son los actores de juicios en los que reclaman las obras saqueadas de sus familias con desiguales desenlaces. 
 
Una injusticia más. 


Franz Marc
 

Kandinsky


Edvard Munch

Toda la obra gráfica ha sido extraída de aquí . 
De igual manera otras obras provienen de los enlaces que han sido colocados a sus pies. 
En cuanto a la obra de referencia se han utilizado fundamentalmente:

- O' Connor, Anne- Marie: " La dama de oro". Vaso Roto Ediciones, 2015
1- pag. 151
2 - Sarriegui Sarriegui, Jone:" El Expolio nazi: un expolio con recambio" . En línea. Pág. 10
5- O' Connor, Anne- Marie: " La dama de oro". Vaso Roto Ediciones, 2015, pág. 94i
6-  idem, pág. 121
7- idem, pág. 151
8- idem, pág, 152
9- Sarriegui Sarriegui, Jone:" El Expolio nazi: un expolio con recambio" . En línea.Pág. 11

3 comentarios:

  1. Muy bueno.
    Como siempre interesante comentario, en este caso sobre toda una masa de artistas y obras agrupadas por aquello de ser "degenerados" para la estrecha mirada nazi... y de las cuales bien que se lucraron, además de todo el destrozo que hicieron.
    Casi todos los grandes maestros vanguardistas que tenían algo diferente que contar cayeron bajo el "corte" de Adolf y sus muchachos.
    Yo también voy repasando siempre que puedo las obras de estos artistas. Entre las que desaparecieron por esa calificación, y por los meros avatares de la propia guerra, hay una cantidad tan considerable de gran arte que es para ponerse a llorar.
    Que sirva de experiencia... aunque a juzgar por lo que se está viendo en Oriente Medio, nunca faltarán bárbaros que desprecien hasta tal punto la creación del hombre como para hacerla añicos o denigrarla en nombre de una ideología, una fe religiosa... o simplemente porque sí.
    Una pena.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola profe! Somos Alejandra y Manu Dominguez del año pasado. Qué tal todo?? En historia nos acordamos mucho de ti porque estamos viendo todo lo que dijiste el año pasado. Te echamos de menos. Esperamos que nos volvamos a ver y que vuelvas a darnos clase el año que viene
    Un saludo! Nos encanta tu blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que os guste el blog y que me recordéis. Muchas gracias por dejarme este comentario.

      Un saludo de vuelta!

      Eliminar