domingo, 23 de febrero de 2014

Leonardo da Vinci y la Mentira del Codex Romanoff



Compilación de escritos de Leonardo da Vinci sobre la natureza del arte  la ciencia de la pintura. La obra consiste en 8 libros y 935 capítulos.
Litografía 1817


En 1999, la editorial Planeta y sus "Temas de Hoy", dirigida, en su sección de gastronomía por José Carlos Capel (crítico gastronómico, el más veterano y con mayor prestigio de España) creó un libro llamado, " Notas de cocina de Leonardo da Vinci", que fue vendido por miles. Actualmente la editorial ha sacado la decimoséptima edición.



En ese libro se recogía una serie de inventos que alrededor del arte culinario, habría creado el genio renacentista, redondeando, aún más si cabe, su obra y haciendo más fácil y menos burdo el arte del comer en la mesa. Pensemos que estamos en el Renacimiento y que todavía se comía con los dedos. ¿ O no?.... Toda la información habría salido de un tal "Codex Romanoff" cuyo manuscrito original estaría conservado en el museo de l'Hermitage en San Petersburgo.



 Pues bien, en el link al que os remito más abajo y de donde extraigo las ideas para este texto que estáis leyendo, el propio Capel, desvela el secreto tan bien guardado desde los años noventa: el texto es pura burla, pura invención. Símplemente, la editorial se hizo eco de una obra realizada por dos historiadores británicos que pretendían divertir a sus lectores y que pusieron a la venta el día de los Santos Inocentes en Gran Bretaña. Una vez llegado el libro a manos de la editorial española, les sedujo la idea de publicarla puliendo errores de bulto, como pueda ser la utilización en determinadas recetas de artículos que todavía no habían llegado a Europa en el momento en el que se suponía se había escrito el Codex. 




Cierto fue que a Leonardo le gustaba la cocina y que junto a Sandro Boticelli ( ¡¡¡alucinante!!!) abrieron en Florencia una taberna que tuvo que cerrar porque no iba nadie. Pero lo que no es cierto es que inventase ni el sacacorchos para zurdos, ni las máquinas para cortar o filetear, ni el tenedor que, parece ser,  ya era utilizado en el siglo XI en Bizancio y mucho menos la servilleta de la que os dejo un "presunto" dibujo del maestro aquí abajo en el que enseñaría las múltiples formas de doblarlas para poner bonita la mesa. 


Formas de doblar las servilletas en la mesa

 Fue un genio absoluto....
¡¡¡Pero de la gastronomía va a ser que no!!!!

Toda la obra gráfica ha sido extraída de una búsqueda en google imágenes: Aquí 

En cuanto al artículo de referencia de donde me he servido para elaborar el texto que expongo aquí es del periódico español "El País" dentro del cual está el blog del propio José Carlos Capel: Aquí


2 comentarios:

  1. ¡Genial! No tenía noticias de esta vertiente de Leonardo. Pero lo que me ha dejado boquiabierto fue lo de la fallida taberna. ¿Quién se lo iba a imaginar? ¡Con Botticelli!
    Me encantaría saber cuáles podrían haber sido los menús... No sería extraño que tuvieran vieiras, teniendo en cuenta el "Nacimiento de Venus" :)
    En todo caso la idea de los británicos estuvo fantástica. Qué no supondrán los despistados que dentro de unas décadas tiren de hemeroteca sin percatarse de las inocentadas que los periódicos publican los 28 de diciembre...
    Estupendo material.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Javi, la verdad es que yo también me pregunto qué habrían sugerido a sus posibles clientes, aunque sabiendo que cerraron porque la taberna estaba más vacía que llena........no sé, no sé........... En cualquier caso y como me dice una amiga es que de Leonardo nos lo creemos todo, no en vano era un superdotado y por tocar, podría tocar todos los palos. Pero eso, en cuanto a la gastronomía......me temo que no tuvo mucha suerte.

      Bico :)

      Eliminar