domingo, 22 de enero de 2012

Jan Toorop- El Simbolismo en Holanda


Fotografía de Jan Toorop, 1903

Como muchos otros pintores, Jan Toorop, uno de mis autores preferidos y, en general, poco conocido, pasó por diversas etapas en su evolución como pintor. Se le adscribe al movimiento simbolista holandés junto a Thorn Prikker, aunque las obras creadas bajo la etiqueta simbolista, serán pocas. En sus creaciones podemos encontrar telas impresionistas así como puntillistas, influenciado por Seurat, y, también, lo que se ha dado en denominar simbolismo católico, una vez que el autor se convierte a esta fe.


Jan Toorop: Trío, 1886


Jan Toorop: Annie Hall, 1886.
Será su esposa.


Jan Toorop: Alcoholismo, 1888.


Jan Toorop: Bonenplukster, 1889

Nació en Java en 1882, cuando Indonesia estaba bajo dominio holandés, una vez que éstos desalojan a los portugueses, que fueron los primeros en llegar en el siglo XVI para explotar la zona y comerciar con determinados productos, fundamentalmente especias. El dominio de los Paises Bajos sobre este territorio terminaría después de tres siglos y medio de colonialismo, durante la II Guerra Mundial, alcanzando Indonesia la independencia tras el término de esta guerra.


Jan Toorop: Una Nueva Generación, 1889


Jan Toorop: Lenore, 1892


Jan Toorop: Oh Tumba, ¿dónde está la victoria? , 1892


Toorop deja la isla siendo muy pequeño para establecerse en Holanda, comenzando una serie de viajes, en los que inicia su educación artística y que lo ponen en contacto con las corrientes plásticas del momento. Sus influencias provienen de los prerrafaelistas, de Ensor y de Rops, así como la de los Rosacruces de Sâr Péladan.


Jan Toorop: Retorno a sí mismo, 1893


Jan Toorop: Fatalismo, 1893


Jan Toorop: Las Tres Novias, 1893


Jan Toorop: Deseo y Gratificación, 1893.

La obra simbolista del autor muestra las líneas incurvadas y sinuosas del movimiento, la planitud en la representación de la perspectiva, la influencia del diseño oriental batik. Sus imágenes femeninas, con cabellos largos llenan las obras en una especie de "horror vacui", en visiones fantásticas e irreales, tal como afirma, Ana María Preckler. Murió en La Haya en 1928.


Jan Toorop: El Declinar de la Fe, 1894


Jan Toorop: Esfinge.


Jan Toorop: Autorretrato, 1911


Jan Toorop: Kleine Jezus met de Stigmata, 1920


Jan Toorop: Stigmata, 1922


Jan Toorop: Bezonkenheid, Meditatie, Vuur,  1923.


Jan Toorop:  Het Gebed, 1926


Jan Toorop: Autorretrato, 1927

Por último comentaremos que su hija, Charley Toorop, también fue pintora. Conocí su obra en la Exposición "Mímesis, Realismos Modernos" que el Museo Thyssen -Bornemisza realizó en el año 2005-06 y su retrato me causó una viva impresión. Fue una firme defensora de la Nueva Objetividad en Holanda. 


 Charley Toorop: Autorretrato con paleta, 1932-33.

En esta obra que os dejo podéis ver cómo su rostro está modelado a grandes planos frente al cuerpo realizado con una factura más suelta. Su obra, su forma de pintar, es rápidamente reconocible, con influencias de su propio padre que maduran, posteriormente, hacia el expresionismo.


Charley Toorop:  Las Tres Generaciones, 1941-1950.
Ella, su hijo Edgar y una escultura que representa a su propio padre. 


Jan Toorop

Toda la obra gráfica ha sido extraída de Wikimedia Commons y de la página dedicada a Jan Toorop

En cuanto a la obra de referencia: 
- Preckler, Ana María: " Hª del Arte Universal, siglos XIX y XX". Edit. Complutense, 2003.
- Lucie- Smith, Edward: " El Arte Simbolista". Ediciones Destino, 1991
- " Mímesis, Realismos Modernos 1918-45". Catálogo de la Exposición del Museo Thyssen- Bornemisza, 2005-2006.

Os dejo además su propia página en la que encontraréis toda su obra comentada:
http://www.jan-toorop.com/

2 comentarios:

  1. me encanta este pintor , en lo personal no lo conocia , pero realmente me gustaron sus obras . Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gusta mucho. Tiene una obra fácilmente identificable, creo yo, en su etapa simbolista.

      Muchas gracias a tí por visitar el blog y dejar tu comentario.

      Un saludo

      Eliminar