miércoles, 14 de noviembre de 2012

La Escultora Camille Claudel



Retrato de Camille Claudel
"Se me reprocha ¡espantoso crimen! haber vivido sola"
Camille Claudel, 1917

Ayer Google quiso conmemorar el 172 aniversario del nacimiento de Auguste Rodin, el escultor que supo plasmar el Impresionismo en escultura, creando otro de sus doodles.

Pero sin embargo, yo no quiero hablar de él. Yo quiero hablar de Camille Claudel, la mujer que compartió su vida desde bien joven con Rodin, con el hombre que le tuvo celos, que firmó la obra de su amante con su nombre, que la humilló incesantemente, que la dejó y la tomó cuando quiso. 


Camille Claudel: La Edad Madura, 1889

Quiero hablar de Camille, una mujer fuerte, con un talento absoluto y grande; de una mujer, que una vez más, fue aborrecida por su propia familia no sólo por dedicarse a una disciplina de hombres: el Arte, si no en algo mucho peor, ya que dentro de ella no fue la pintura la que la envolvió; fue la escultura, lo que le añadía un plus de masculinidad.

Camille Claudel: El Vals, 1893

Su vida bohemia y su actitud fue escandalosa para la constreñida sociedad burguesa de la época. Sus enemigos fueron los miembros de su propia familia, con la excepción, quizás, de su hermano Paul que la visitó ( pocas veces, todo hay que decirlo) en el ocaso de su vida. 

Camille Claudel: Retrato de Paul Claudel, 1884

Con 20 años Camille conoce a Rodin que ya tiene 43, está casado y tiene una amante fija ( Rose Beuret) con la que va a tener un hijo y que será la que cuidará del padre del artista.

Camille Claudel: La Flautista o La Pequeña Sirena, 1904
Se ha comentado antes que su familia la aborrecía, fundamentalmente su madre y su hermana, hecho que la marcaría para siempre. Su padre ( librepensador y francmasón) (1), aún siendo un hombre autoritario y violento, vió las tendencias artísticas de su hija e hizo que las tres mujeres fuesen a París para que Camille comenzase a recibir clases de escultura, algo que no gustó en absoluto a su madre y que encendió los celos de su hermana.

Camille Claudel: Clotho, 1893
Al poco tiempo, Camille conoce a Rodin y va a vivir a su casa, después de que su madre conociera la "impúdica" relación y la echara de la suya. Con Rodin,  pasará diez años como aprendiz. Es clara la influencia que Rodin tiene en la obra de Camille, pero  ¿ y al revés?. Lo que sí se sabe es que esos diez años fueron los más prolíficos y mejores de Auguste Rodin. También se sabe que ella ayudó en sus esculturas- las manos y los pies de " Las Puertas del Infierno" son de ella- pero nunca firmó nada. 

Auguste Rodin: " Puerta del Infierno", 1840-1917
 Nunca recibió un salario, como hubiese sido lo normal en un aprendiz, lo que le hubiese permido vivir independiente; tampoco Rodin le pagó cuando, multitud de veces, ella posó para él, ocupación muy pesada que, normalmente, era remunerada.

Camille Claudel: " La Ola " 1897.

¿Basada quizás en la de Hokusai?

Camille, quizás harta de infidelidades, se separa de él y cae en el infierno. Sin dinero, debe vivir en habitaciones sin lo más básico. No puede pagar la materia prima para crear. Tampoco a los modelos. Trabaja de memoria. No tiene ni ropa que ponerse.

Camille Claudel: " Las Conversadoras", 1897
 Su terrible final lleva parejo la enfermedad. Desarrolla una psicosis paranoide. Odia a Rodin. Comienza a pensar que él le roba las ideas. Aislada, rompe todo cuanto crea para que, aquellos que ella cree, forman parte de la conspiración que la rodea, no se hagan con sus esculturas. La envían a un psiquiátrico lejos de París del cual ya no saldrá. Pasará treinta años de su vida allí hasta que muere en 1943. Nunca más cogerá un  cincel.

Camille Claudel: " La Edad Madura", 1893

Con su padre muerto, ni su madre ni su hermana fueron a verla. A pesar de sus ruegos, incluso de los informes favorables del médico, no la movieron de aquel horrible internamiento. Fue la revancha de su madre que prohibió las cartas y las visitas a su hija.

Camille Claudel: La Petite Châtelaine 


Por no tener, no tiene ni tumba, pues, posteriormente, cuando se quisieron recuperar sus restos del cementerio del manicomio, éstos se habían perdido.

Camille Claudel: Sakuntala
Camille Claudel es otra de las mujeres olvidadas por la historiografía del arte. Otra de las que aparecen en la enciclopedia únicamente como "amante y modelo" de Rodin sin tener en cuenta su desarrollo profesional ni su talento. 

Camille Claudel, en el hospital, poco antes de morir.
Fijaos en sus manos. 
En esos momentos escribió : " He caído en el abismo. Del sueño que fue mi vida, esto es la pesadilla". (2)

En 1987, el director de cine Bruno Nuytten realiza " La Pasión de Camille Claudel" con la bella Isabelle Adjani magnífica en el papel de Camille y el maduro y fantástico actor Gérard Depardieu como Rodin, película que os recomiendo vivamente.

Toda la obra gráfica ha sido extraída de foroxerbar y alguna otra página a la que remito al pie de las fotografías.

En cuanto a la obra de referencia y citas, fundamentalmente he utilizado dos obras: 

- Montero, Rosa: " Historia de Mujeres". Ed. Alfaguara, 1995.
1-  Idem, pag. 210.
2- Idem, pag. 218.
- Combalía, Victoria: " Amazonas con pincel" Edit. Destino, 2006, que traza una vida más amable para Camille, siendo Rosa Montero mucho más crítica con la actitud de Rodin, la familia y la vida en general de la fantástica Camille. 

El libro de Rosa Montero lo leí muy pronto, muy joven y me quedé vívamente impresionada por el rumbo que trazaba de la vida de una mujer sobresaliente en un mundo en el que, como mujeres, se nos estaba vedado todo, excepto el ámbito de lo privado.


6 comentarios:

  1. Estupendo. Conocí a Camille Claudel hace unos cuantos años, precisamente a través de la película de Bruno Nuytten, que tomé de la estantería del videoclub precisamente porque a Rodin lo interpreta uno de mis actores predilectos (Depardieu), y Camille uno de mis amores cinematográficos (Adjani).
    En su momento me llamó mucho la atención la existencia de ésta mujer y su circunstancia vital, y desde que hurgué un poco en su obra encontré cosas bellísimas.
    Gracias por traerla a tu blog y repasar un poco su vida y obra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Javier. A la película remito en la reseña del blog. Si te fijas es un empeño especial mío traer a este pequeño espacio a artistas mujeres que no han sido incluidas en los libros de historia del arte hasta hace bien poco o directamente ni lo están. Las jóvenes generaciones deben conocerlas y saber el precio que debieron pagar por querer ocupar lugares que, hasta ese momento, estaban reservados al género masculino quedándonos, como lugar de desarrollo personal, solamente el ámbito de lo privado.

      Gracias a tí por dejar tu comentario y un saludo.

      Eliminar
  2. Un saludo.
    Me ha gustado mucho la entrada e incluiré tu blog entre los que recomiendo en mi blog Altamira, pues creo que será muy provechoso para mí y mis alumnos. No te extrañe que me interese también Camille Claudel. Supe de ella en los años 70, a través de biografías de su hermano Paul, y luego ví la apasionante película de 1988 y leí su erudita biografía en 1989. Amores y vocación fundidas en un grado sublime, que lleva a la grandeza en la creación. No se puede pedir mucho más. He publicado ahora una entrada porque es un tema de actualidad y para animar a la gente a que vea la nueva película, que espero ver pronto (Juliette Binoche jamás ha defraudado). Enhorabuena por tu blog, que veo es fruto de la pasión por el conocimiento y la enseñanza, y espero que puedas dedicarle todo el tiempo que requiere.
    Atentamente, un abrazo de tu compañero de oficio, Antonio Boix.

    ResponderEliminar
  3. Un saludo.
    He procedido a incluir tu blog entre mis recomendaciones en el mío, Altamira.
    Enhorabuena por la gran calidad de tu labor de documentación y enseñanza.
    Atentamente, Antonio Boix.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Antonio por todo lo que me dices en tus comentarios. Yo también espero ver la nueva película y al igual que tú pienso que Binoche es una buena actriz. En eso compartimos gustos: ambos somos tremendamente cinéfilos. Me encanta que hayas incluído el cine en tu blog y que muestres a los alumnos el verdadero cine. En general, se pasman cuando les pones películas en blanco y negro. Lo ven como algo periclitado y lejano.

      En cuanto al tiempo dedicado al blog, es cierto, absorbe mucho, pero.... finalmente es muy gratificante.

      Espero estar en contacto contigo pues sé que compartimos pasión por el arte fundamentalmente, pero también por otras disciplinas que, desgraciadamente, son un tanto minoritarias como la danza, por ejemplo.

      Un placer, gracias, en contacto, saludos

      Olga

      Eliminar
  4. La verdad es que Camille Claudel tenía un talento increible y creo que acercarse a Rodin fue una de las razones de su ruina en muchos sentidos. El problema de muchos artistas es el egocentrismo y no reconocer la ayuda de otras personas en sus obras. Y cuando descubren que alguien tiene más talento que ellos suelen intentar acallarlos o adjudicarse sus meritos. Se dice que el ayudante que hizo las hojas de la escultura "Apolo y Dafne" de Bernini, se fue de su taller enfadado porque no admitio que el trabajo era suyo y atribuirselo. De hecho Bernini se comportó así varias veces, por ejemplo, El baldaquino de San Pedro del Vaticano, los planos fueron hechos por el gran arquitecto Borromini (Bernini no tenia ni idea de arquitectura en esa epoca, de hecho estuvo a punto de hundir la fachada de San pedro al ponerle 2 campanarios muy altos y la estructura no aguanto),

    Sumale a eso, que Camille era mujer para que la cosa fuera por donde fuera, ya que no se valoraba el trabajo de una artista y más si estaba a la sombra de un hombre. No me extraña que acabará con problemas mentales, esa situación puede acabar afectando a cualquier persona sensible y te lo digo por experiencia. Bien diferente fue la situación de Artemisia Gentileschi, que tambien estuvo a la sombra de su padre, pero acabo siendo famosa y renombrada.

    Supongo que ese desplome mental es semejante a la de Van Gogh, alguien que vio fracaso tras fracaso, amargura tras amargura.

    Saludos

    ResponderEliminar