martes, 21 de julio de 2015

La Obra Pictórica de Mariano Fortuny y Marsal



Mariano Fortuny y Marsal: Pilar de la calle Elvira, S. XIX

A Mariano Fortuny y Marsal ( Reus, 1838-Roma, 1874)  muchos lo tienen por uno de los mejores pintores del siglo XIX español, con permiso de Francisco de Goya, como afirma José Ángel Montañés en un artículo del períodico español " El País"(1).  Otros, en su época y posteriormente, lejos de tenerlo por tan bueno, lo denostaron,  porque lo acusaron de ser academicista y seguir la moda que gustaba a la burguesía del momento. Fortuny, gracias a los encargos de retratos y de los cuadros de gabinete que esta incipiente burguesía española demandaba, podía llevar un alto tren de vida además de hacer que fuese un autor conocido y reconocido.


Mariano Fortuny y Marsal: El Coleccionista de Estampas, 1863


Mariano Fortuny y Marsal: El Coleccionista de Estampas, circa 1866
 El autor hizo tres versiones del mismo cuadro una de las cuales
se encuentra en el Museo Pushkin de Moscú y no es ninguna de las
mostradas aquí

Estos cuadros de gabinete, también llamados de casacón ( por vestir los protagonistas a la moda dieciochesca), eran de pequeño tamaño y mostraban escenas románticas. Eran los denominados tableautin en Francia. Los tamaños eran como si de postales se tratase, pintados los mínimos detalles, recogidos en una pintura preciosista y miniaturista, como decimos. 


Mariano Fortuny y Marsal: La Vicaría, 1870


Mariano Fortuny y Marsal: Arcabucero, 1871

Además, él no sólo realizaba estas obras porque le eran demandadas sino porque además,una vez que conozca al marchante Adolphe Goupil ( como en el caso de "Arcabucero") en Roma que  llevará su carrera, él mismo le pedirá que las realice, lo que terminará por darle el éxito final entre la sociedad parisina.(2)


Mariano Fortuny y Marsal: La Mascarada, 1868, acuarela


Mariano Fortuny y Marsal: La Elección de la Modelo, 1874

Pero digamos que Fortuny y Marsal tampoco estaba cómodo creando estos encargos. Quizás se veía muy encorsetado a la hora de pintar y por ello, hizo lo posible por hacer de otra manera. Es el momento en el que comienza a plasmar la realidad a través de una personalísima pincelada, muy deshecha y rápida,dándole una importancia suma a la luz. Esta evolución será cortada por una tempranísima muerte. Lo que Fortuny estaba haciendo, era sentar las bases del Impresionismo español al que se adscribiría Sorolla ( Valencia, 1863- Madrid, 1923) más adelante.  


Mariano Fortuny y Marsal: El Gallinero, circa 1864


Mariano Fortuny y Marsal: Retrato del pintor Joaquim Agrasot, 1864
En su mano lleva una calavera, símbolo de la vanitas, de la cortedad de la vida

Muriendo tan temprano ( no llegaba a los cuarenta años) su figura se transformará en un mito para los pintores de su generación y las posteriores, además de crear un momento de confusión ya que muere sin testar. El problema surgía porque además de a dónde iría su propia obra , Fortuny era un gran coleccionista de antigüedades. En contra de lo que el pintor comentó en su momento de querer ceder toda su colección a un museo, su mujer( hija de Federico Madrazo), temerosa de que el paso del tiempo hiciese perder interés por la obra de su marido y sobre todo por la necesidad de tener capital líquido, puso a la venta en Italia y Francia todas sus posesiones: desde cuadros a estudios, muebles y objetos artísticos. En ambas subastas se perdió dinero. (3) Pdf en línea: Buscar " Testamentaría e inventario de bienes de Mariano Fortuny en Roma de Navarro, Carlos G.


Giovanni Boldini: retrato de Cecilia Madrazo
viuda de Fortuny y Marsal, 1882


Mariano Fortuny y Marsal: Cecilia embarazada, 1868

En cuanto al desarrollo de su vida como pintor, diremos que sus primeros pasos los dió con un platero que quizás le enseñó la captación de todo detalle, por muy diminuto que fuese.De ahí su pintura miniaturista.  Posteriormente, y tras ser discípulo de Lorenzano, un pintor vinculado a los nazarenos alemanes, marcha a Roma en donde escribirá, estudiará y conocerá la obra de los grandes de la Historia del Arte algo que creará en él un bagaje muy importante. 


Mariano Fortuny y Marsal: Juego de Damas, 1854-56, acuarela

Desde un punto de vista histórico, Fortuny vive el reinado de la reina Isabel II, en su fase moderada- unionista ( 1856-66) en la que durante diez años se alternaron en el poder los moderados de Narváez y los miembros de la Unión Liberal, una formación dirigida por O'Donell que era una especie de cajón de sastre en la que se unían la izquierda moderada y la derecha progresista, así como numerosos militares que buscarán llevar a cabo expediciones militares fuera de la península para unir a todas las fuerzas políticas. Una de las incursiones se realizará en Marruecos ( 4)


Mariano Fortuny y Marsal: La Batalla de Tetuán, 1862-64
Cuadro realizado tres años después de que tuviese lugar el enfrentamiento

Sólo conociendo este punto se puede entender la ida de Fortuny al norte de África becado por la Diputación de Barcelona ( las tropas catalanas habían sobresalido en las batallas) para que con su pincel dejase para la posteridad los enfrentamientos que allí tuvieron lugar bajo la espada de Juan Prim (toma de Tetuán, Wad-Ras...) y cuyas victorias provocaron que el sultán solicitase la paz y que a lo largo del tiempo militares españoles allí establecidos lograsen ascensos y condecoraciones ( los africanistas). 


Mariano Fortuny y Marsal: La Batalla deWad Rass, 1862-63

Esto desde un punto de vista artístico tuvo como consecuencias muy importantes en el devenir de la pintura de Fortuny: los lienzos de batalla no los llegará a terminar y por ello le obsesionaron durante algún tiempo, pero en tierras marroquíes se vió impresionado por la luz, por el ambiente africano, por el espacio. Comienza a ser atrapado por lo oriental como le había ocurrido a Delacroix  pero también por lo japonés, como ocurrió con los Impresionistas.


Mariano Fortuny y Marsal:  Fantasía Árabe, 1867


 Mariano Fortuny y Marsal: Jefe Árabe, 1874


Mariano Fortuny y Marsal:Árabe velando el cadáver de su amigo, 
segunda mitad del S. XIX, aguafuerte


 Mariano Fortuny y Marsal: Patio Árabe, 1865


Mariano Fortuny y Marsal: Moros corriendo la Pólvora, 1863

Se vistió como ellos para mezclarse y tomar apuntes para realizar pinturas maravillosas de colores vivos y fuertes y factura poco hecha. De la precisión exquisita de la que es tenida como una de su obra más importante " La Vicaría" a otra obra maestra realizada de forma totalmente diferente " Retrato de los Niños de Fortuny sobre un diván japonés", inacabado y realizado casi al final de sus días. 


Mariano Fortuny y Marsal : Los hijos del artista en el Salón Japonés, 1874


 Mariano Fortuny y Marsal: Desnudo en la playa de Portici, 1874

Su obra a caballo entre el Romanticismo y el Realismo, por cronología, trasciende estas tendendencias para dar paso como decimos a una pintura muy personal con una factura fresca, vibrante y atmosférica.


Mariano Fortuny y Marsal: Paisaje con Barcas, 1874

 Por último comentaremos que Fortuny y Marsal fue el padre de Mariano Fortuny y Madrazo, que también tendrá su espacio en este blog, y que llegó a superar a su padre, en realizaciones y fama. Como afirman Mara Malibrán y Fernando López Agudín en su maravilloso texto : 

"Tanta y tan intensa fue la presencia de Mariano Fortuny Marsal en Mariano Fortuny y Madrazo que es inevitable hablar de aquel para intentar entender algo de la vida de éste". (5)


Mariano Fortuny y Marsal : Joven Judía, 1860-62

Toda la obra gráfica de esta entrada ha sido extraída de Wikimedia Commons y al lado de las cuales tenéis un pequeño comentario de cada una de ellas. Os recomiendo que lo leáis. Aquí 

Os recomiendo además que pinchéis sobre las imágenes para apreciarlas mejor. 

Además os dejo el link a una serie de artículos del periódico "El País" sobre el autor: Aquí  
Así como una serie de artículos encadenados a partir del de Lourdes Cerrillo Rubio para ArteHistoria

5 comentarios:

  1. Muy completito e ilustrativo.
    No conocía las peripecias de su obra después de muerto. Como siempre, cuando empieza a elevarse el tufo, los buitres comienzan a revolotear a por los despojos.
    Qué mano tenía el tipo. Ese jefe árabe está fantástico. Y la Batalla de Tetuán es muy espectacular. Lo ví en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, en Barcelona, junto con otras cosas suyas y desde luego merece la pena.
    Me encantan el gallinero y el desnudo en la playa.
    Siempre bueno... y quedo a la espera de más.
    Besos nocturnos, antes de poner rumbo a Morfeolandia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo. El jefe árabe es genial y las obras alejadas de los encargos también: gallinero, el desnudo en la playa y sus hijos en el salón son maravillosos. Esta entrada tiene su razón de ser y verás porqué.

      Gracias como siempre por pasarte . Muchos bicos en esta mañana lluviosa!!!! Te lo puedes creer????? :(
      :)

      Eliminar
  2. He visto obras de Fortuny en una exposición en el MNAC (sino recuerdo mal fue alli, hace mucho tiempo), Impresiona en directo la técnica que tenia, incluso en obras pequeñas como grabados o pintura de pequeño formato, y que decir de las obras de gran formato como "la batalla de Tetúan". Para mi es mucho mejor que Delacroix, que también trajeron algunas obras al Caixa forum, y supongo que no pudieron traer las mejores obras, pero creo que las obras de este no se mantienen tan frescas como las de Fortuny.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo en que la técnica que tenía era maravillosa. Me da que no es demasiado conocido.......Pero yo me quedo con los dos últimos en su producción con la pincelada ya deshecha : sus hijos en el salón y el desnudo de la playa. Me encanta.

      Saludos :)

      Eliminar
    2. No es el tipo de pintura que yo haría, pero admiro mucho a este tipo de pintores. Ese tipo de pincelada más suelta me recuerda a pintores anteriores, como sería Frans Hals o al impresionismo,

      Saludos

      Eliminar