sábado, 12 de agosto de 2017

Unicornios ( IV)

 

Arthur Bowen Davies: Unicornios, 1906

Realizamos una nueva entrada sobre la representación de los unicornios en el Arte. Esta vez, mostraremos algunos más contemporáneos, siguiendo, de nuevo, un criterio cronológico. Esta vez mostraremos aquellos realizados, por distintos autores y con diferentes técnicas, todos a partir del siglo XX.


George Plank: portada de Vogue, 1927


Ivan Generalic :  El Unicornio,  óleo sobre vidrio,  1961

Salvador Dalí: El Alegre Unicornio, 1977


Geraldin Blake: La princesa y el unicornio, 1978


Anthony Southcombe: Niña con un unicornio, 1980



Salvador Dalí: El Unicornio, 1983


Nikolay Butkovski: Alimentando al unicornio, 2008


Alexander Sigov: Perro con imagen de unicornio



Las dos de arriba son obras de Michael Parkes: arriba un dibujo boceto titulado, "El Unicornio ciego".
Abajo: "Unicornio Negro".


Juan Carlos Uriarte


Fuente

Cortesía de María Pilar Martínez Herrero

 Como siempre, le damos las gracias a Javier Fuentes, colega bloguero, dueño de EL Hurgador, blog para disfrutar que guardo en el mío , por pensar en mí cada vez que ve uno, cedérmelo y dar a conocer a esta criatura maravillosa. Sin su ayuda, quizás esta colección no existiría.



Jonathan Zawada

Todas las imágenes han sido extraídas de distintas páginas web con la única intención de hacer conocer las diferentes iconografías existentes sobre el unicornio.
 

domingo, 6 de agosto de 2017

Los Niños en la Colección de la Fundación Yannick y Ben Jakober




Escuela Centroeuropea
Retrato de gemelos, siglo XVIII

Hemos descubierto un museo, llamado de Sa Bassa Blanca que está ubicado en Alcudia,Mallorca, España, y contiene la colección de la Fundación de Yannick y Ben Jakober, en el que, y tal como dice su página, es el continente que guarda una de las colecciones más originales de Europa dedicada a los  niños.


Círculo de los Beaubrun
Retrato de un recién nacido, siglo XVII
Se les vestía de esta manera para poder cogerlos mejor y tenerlos más controlados

El museo guarda más de 150 obras  que abarcan desde el siglo XVI al XIX y que retratan, como hemos dicho, a niños pero pertenecientes a la realeza, nobleza o burguesía. Esta colección es muy importante desde un punto de vista del Patrimonio Histórico, y así es reconocida. Fue recopilada por sus dos coleccionistas a través de treinta años de búsqueda de obras. 


Andres López de Polanco 
(  último tercio del siglo XVI- primera mitad del s. XVII)
Retrato de los infantes don Carlos y don Fernando, 1610

Don Fernando está situado a la izquierda del cuadro y entendemos que aparece así representado
ya que su padre, Felipe III quiso que ingresara en el clero de la Iglesia católica. 
Llegó a ser arzobispo de Toledo y Cardenal. 
Fue Fernando de Austria y se le llamó el cardenal infante

Para Yannick Vu ( compañera de Ben Jakober, ambos artistas, muy amigos de Mati Klarwein y creadores ambos de la Fundación en 1993), un coleccionista es un creador. Vu recoge la idea de Emile Zola que afirmaba que "( las colecciones debían ser)... un lugar de la creción visto a través de un temperamento". El motor de la conjunción y reunión de todas estas obras infantiles se basó, pues, en la emoción estética. 


Princesa polaca desconocida

Gracias a esta colección podemos saber cuál fue la evolución de los juguetes, del traje, de las joyas (1) y de otros elementos que estuvieron íntimamente ligados a la vida de estos pequeños en las distintas épocas en las que vivieron y por esa razón guarda dentro de si una gran importancia documental. Son documentos históricos. 


 Retrato de Luis XV (1710-1774)

 Es curioso ver este retrato de Luis XV, vestido de rosa, un color que fue considerado femenino a partir del siglo XIX y no antes, de forma que a niños y niñas sólo se les podía distinguir porque ellas llevaban pendientes y por sus peinados, que parece ser, eran más bonitos. 


La recolección de estas representaciones fue como comenzó la creación de un Museo pero actualmente se pueden recorrer en él, otros espacios que recogen obras de otras temáticas. Además, otra de las inquietudes de estos coleccionistas es tener en cuenta la naturaleza, de tal forma que este museo está enclavado en un entorno protegido y declarado reserva biológica. 


Juan Mestre i Bosch ( 1826-1893)
Retrato de niña con cerezas, hacia 1843

 
 Jan Kraeck ( 1567-1607)
Retrato de los príncipes Amedeo, Emanuele y filippo de Saboya ( 1593-94)


Todo un descubrimiento. 

La única intención de esta entrada es dar a conocer la existencia de esta maravillosa colección y Fundación situada en Mallorca. 

La mayor parte de la obra gráfica ha sido extraída de Wikimedia Commons o de la propia página web de la colección Jakober. 

En cuanto a la obra de referencia citaremos : 

- La revista de Franco María Ricci, número 6, correspondiente a abril- mayo de 2005 en donde se recoge un texto de Yannick Vu en el que nos hemos apoyado sobremanera y del que hemos extraído la mayor parte de las imágenes que os mostramos. 
- También la propia página de la Fundación: http://www.fundacionjakober.org/
Y en cuanto a la cita (1) y para saber más podéis ir a este enlace que corresponde al blog de la fundación: 

viernes, 14 de julio de 2017

La Dadaísta Hannah Höch



Stephan Moses: Retrato de Hannah Höch, 1975

Nos fascina esta fotografía. Hannah con una lupa atrapa la realidad y la observa escrupulosamente. Una realidad  absurda y aciaga la que vivió en su momento de esplendor creativo junto al núcleo duro de los artistas dadaístas cuando tenía treinta años.



" Dadá no nació como arte, sino como asco". Tristan Tzara. ( 1)

Hablar de Hannah Höch (Gotha 1889- Berlín, 1978) , es hablar del Dadaísmo y del Collage, fundamentalmente. De nuevo, nos encontramos con una mujer que no fue reconocida en el momento en el que creó su obra por sus colegas hombres ( fue la única mujer integrante del Dadá berlinés) y que no lo es, tampoco, actualmente por el gran público.




 "A partir de fragmentos de distintas fotografías individuales, los dadaístas intentaron crear una nueva imagen coherente, a pesar de la confusión y el caos planteados".
László Moholy-Nagy, Fotoplastiche Reklame ( 1926) (2)


 Con su obra quiso denunciar la sociedad machista y misógina que le tocó vivir . " Höch estaba harta del feminismo de boquilla de sus colegas y de la manera paternalista y sexista como siempre la trataron. Uno de ellos, Hans Richter, llegó a decir sobre ella, con la  mayor crueldad, que su aportación más destacada al movimiento habían sido " los bocadillos, las cervezas y el café que siempre se arreglaba para sacar de la nada a pesar de la escasez de dinero" ". (3) 



Pero su obra,  también estuvo cargada de crítica hacia la Alemania en la que, en los años 30', se aniquilaron los valores del liberalismo político para establecer uno de los más terribles sistemas totalitarios del período de entreguerras: el nazismo. La llegada al poder de Hitler hará que los dadaístas deban  huir de Alemania. Mientras, ella permanecerá en Berlín sin poder mostrar su obra hasta que finaliza la II Guerra Mundial. 




En sus comienzos, compaginó sus estudios de Artes y Oficios con trabajos de bordado y diseño para vestidos, trabajando para la editorial Ullstein y para publicaciones como Die Dame ( La señora) (4). Pero será su relación con Hausmann la que hace posible que conozca a todos aquellos que fundarán el Dadá berlinés como Kurt Schwitters o Hans Arp. Sus integrantes, en un principio, no la querían en sus filas por ser mujer (5).


En este collage podéis observar cómo Höch realiza, en el centro de la composición un pefíl masculino que llena de cabezas de mujeres elegantes que miran y sonríen al espectador. 
Ese perfíl haría referencia a su compañero Hausmann quien casado, tuvo relaciones no sólo con ella
sino con otras mujeres
Es la obra llamada Da Dandy de 1919






Para la Primera Feria Internacional Dadaísta de 1920, presentó una obra de título complicado: "El cuchillo de cocina Dadá saja el vientre cervecero de la última época cultural Weimar de Alemania", un collage basado en el fotomontaje. El término lo inventaron los dadaístas berlineses John Heartfield, George Grosz, Raoul Hausmann y la propia Höch que, entre 1918 y 1922, ensamblaron en una sola imagen recortes de fotografías combinados con elementos tipográficos procedentes de revistas o de periódicos mediante el encolado y el pegado de los elementos. 




En los años 50' el MoMA de Nueva York y en los 70' el Museo Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, reivindicaron su obra con retrospectivas de su trabajo.




"El cuchillo de cocina Dadá saja el vientre cervecero de la última época cultural Weimar de Alemania"


Ella, la dadásofa, como la llamó Johannes Baader, realizó fotomontajes en los que reivindicaba el papel de la mujer moderna con una carga grande de crítica como hemos dicho anteriormente. La historiografía tradiconal sobre Dadá apenas recoge su nombre o el de otras de sus colegas como Sophie Taeuber-Arp, Beatrice Wood o Elsa von Freitag-Loringhoven. Se refieren a ellas como "las hermanitas menores", musas, amantes, portadores de bocadillos y cafés, como se ha dicho más arriba.  Pero sus obras están ahí para ser valoradas, para hablar de ellas. (6)

 Sobre la obra gráfica: ha sido extraída de una búsqueda en Internet pero la mayoría pertenecen a:
- http://lamonomagazine.com/collage-hannah-hoch/
- https://jaquealarte.com/2014/01/18/hannah-hoch-la-alemana-que-cambio-la-mirada-sobre-las-mujeres/

En cuanto a las citas y las obras de referencia:

1- Caso, Ángeles: " Ellas mismas". Libros de la Letra Azul. 2016. Pág. 196
2- En Bravo Ruiz, Natalia: "Sobre el fotomontaje dadá". Dialnet. Pág. 159.
3 y 4- Eldger, Dietmar: Dadaísmo, Taschen, 2008
5 y 6- Caso, Ángeles: " Ellas mismas". Libros de la Letra Azul. 2016. Pág. 198.


jueves, 6 de julio de 2017

La Wiener Werkstätte



"Es preferible trabajar diez días en un solo objeto que producir diez objetos en un solo día." (1)

Se denominan Wiener Wekstätte a los talleres que influidos por el movimiento de las Arts and Crafts británico, fueron fundados en Viena por Joseph Hoffman, Kolo Moser y Fritz Wändorfer ( éste último como socio capitalista que terminó por perder todo lo invertido en aquella maravillosa aventura). También se vieron influídos por el Modernismo escocés y por la larga figura de Mackinstosh que en Glasgow estaba realizando un modernismo geométrico alejado de las incurvaciones francesas de Guimard o belgas de Victor Horta.




Arriba, diversos objetos de plata diseñados para la  Wiener Wekstätte
Cubertería de plata y copa de champaña

Estos talleres llegaron a dar empleo a 300 trabajadores que realizaron artesanía de alta calidad siguiendo diseños de autores como Gustav Klimt, Oskar Kokoschka o Egon Schiele.Desde muebles a joyas, utensilios domésticos, encuadernaciones, moda...Fabricaban objetos de lujo para una clientela de alta burguesía, que controlaban las finanzas e industria. 



 

Arriba diseños para tejidos y abajo vestido de baile de seda. 

El momento de mayor producción se concentró desde 1903 hasta el estallido de la I Guerra Mundial en 1914, tras la cual y con la hiperinflación subsiguiente, hizo perder poder adquisitivo a aquellos que compraban sus productos y la oferta tuvo que cambiar. Adolf Loos, se quejó del cambio y de las "baratijas artístico-industriales feministas y eclécticas de la Wiener Werksätte" ( 2)

Sitzmschine ( máquina para sentarse), butaca con respaldo graduable, madera de haya, 1905





Como remate, el crack de 1929 puso fin al proyecto que terminó en 1932 concluyendo uno de los capítulos más importantes de la historia de la cultura austríaca. Todavía hoy las cestas de rejilla y hojalata troquelada o plata, están consideradas como iconos del diseño del siglo XX alcanzando altos precios en las subastas internacionales.




Arriba collar y abajo silla de Koloman Moser, 1904





Broches de Hoffmann

" El arte es un bien para todos".




Tres ejemplos de la obra de Josef Hoffmann para Los Talleres Vieneses 

Citas y obras de referencia: 

- Fahr-Becker, Gabriele: " El Modernismo". Ed. h.f.ullmanm. 2004 . La cita número 1 pertenece a este libro. Pág. 365
- Sarnitz, August: "Hoffmann". Ed. Taschen. 2007. La cita número 2 pertenece a este libro, pág. 44. 

En cuanto a la obra gráfica ha sido extraída de múltiples páginas web, reseñaremos: