domingo, 8 de febrero de 2015

Las Elegantes y Silenciosas Imágenes de George Hoyningen-Huene



George Hoyningen-Huene: Lee Miller


 Mrs Hubbell, 1930

Así es. La obra de George Hoyningen-Huene está marcada por la elegancia y por la armonía. Por el tributo, que realizó primero a un cubismo ligero y estético que provenía de su aprendizaje con André Lhote, su profesor de dibujo y pintura una vez llega a París y, posteriormente, a la Grecia antigua.


 George Hoyningen-Huene: Bettina Jones, by Schiaparelli, 1928


George Hoyningen-Huene: Art in Fashion by Balenciaga, 1939


George Hoyningen-Huene:  Horst y modelos, bañadores de Lelong, 1929


George Hoyningen-Huene: Para Harper's Bazaar, años 30'

 Así que su obra muestra ligeros guiños a la vanguardia que se está viviendo en este loco París de las primeras décadas del siglo XX pero también muestra su querencia por el arte clásico. De esta manera, sus instantáneas se llenaron de columnas estriadas rotas, de juegos con los vestidos de sus modelos a la manera fidíaca y su técnica de paños mojados, o trabajos en los que la luz lo era todo y buscaba mostrar el estudio de los músculos de modelos colocados sobre pedestales o sosteniendo (?) arquitrabes. Buscaba la belleza ideal, la transmisión del silencio, de la tranquilidad, de la delicadeza.


George Hoyningen-Huene: Lee Miller.

Tras su experiencia como modelo, Lee Miller,
será una de las dos fotógrafas de guerra que yendo en primera fila de combate durante
la II Guerra Mundial mostraron al mundo con sus instantáneas 
el horror nazi y los campos de concentración (Aqui)






Estatua griega clásica, 1934
La fotografía remite a un atlante

http://www.unav.es/ha/002-ORNA/raguenet-002/ragu-094.jpg


Hoyningen- Huene nació en San Petersburgo (1900) en el seno de una familia noble. Tras la revolución de 1917 y la confiscación de todos sus bienes huyen de lo que pronto se convertirá en la URSS,  recalando en las ciudades de París y Londres. Como otros muchos emigrados, después de hacer trabajos únicamente para sobrevivir, pronto encuentra su verdadero camino. Primero, comienza a asistir a las clases de Lhote, comentadas anteriormente, y por esas cuestiones rocambolescas del destino y del azar, convertirse después, en fotógrafo para las revistas Harper's Bazaar, Women's Wear o Le Jardin des Mode. Más tarde, Condé Nast le dará su sitio en Vogue donde desarrollará un trabajo de una finura fantástica.  


 Lee  Miller


Lanvin, 1934

Pañuelo y guantes, Chanel, 1934
Toto Koopman, by Augustabernard, 1933

Conoció a Man Ray e influyó sobremanera en otro de los grandes de la fotografía, su amigo y compañero, Horst P. Horst. Tras dedicarse al mundo de la moda su carrera vira y en los años 40' deja este tipo de fotografía, se convierte en profesor en Pasadena y comienza a trabajar para directores de cine ( Jean Negulesco, Michael Curtiz o a su gran amigo George Cukor), retratando  a las celebridades tanto del mundo del cine  como a las del arte.



Ava Gadner

La bailarina Tamara  Tumanova, 1944


 Gary Cooper


Greta Garbo, 1951


Josephine Baker

Sólo tras su muerte, que tuvo lugar en su casa de Los Ángeles en 1968, obtuvo el reconocimiento merecido. Se realizaron exposiciones retrospectivas en distintos museos. Muchos dicen que su legado al mundo de la fotografía es incuestionable así como la influencia en su compañero Horst P. Horst ( que fue a menudo su modelo)


Henri Cartier-Bresson, 1933

Citaremos también como una de sus fuentes e influencias a Edward Steichen  (del que tenéis una entrada en este blog)  fotógrafo  muy bien considerado y maravilloso. 


Edward Steichen, 1941

 George Hoyningen-Huene

Todas las fotografías que se muestran en esta entrada pertenecen a la obra de George Hoyningen-Huene y han sido extraídas fundamentalmente de dos páginas en donde podréis encontrar muchas más: Faheykleingallery y aquí , con la única intención de divulgar su trabajo. 

En cuanto al texto he buceado en varios pero fundamentalmente me he apoyado en Fashion-History ( en inglés) así como en el libro de "Fotografía:  toda la Historia " de la editorial Blume.



No hay comentarios:

Publicar un comentario