miércoles, 16 de julio de 2014

El Fluorescente Martial Raysse



Martial Raysse, Made in Japan, 1964

"El arte me parece terminantemente irrisorio y sin embargo necesario". 
Martial Raysse (1)




Martial Raysse ( Golfe-Juan, Francia 1936) formó parte junto a Yves Klein, Arman, François Dufrenê, Raymond Hains, Daniel Spoerri y Jean Tinguely entre otros,del grupo Nouveaux Réalistes, creado en torno al crítico Pierre Restany en 1961. Sin embargo, su obra pasó por distintas fases ubicándose, fundamentalmente, en el Pop Art.




Nacido como reacción al Expresionismo Abstracto americano, el Pop Art vuelve a la figuración y con conciencia crítica hace de la publicidad y de los medios de comunicación de masas el centro de su sátira. Raysse utilizó multitud de técnicas y materiales: plástico, metacrilato y neón, pero también pintura, fotografía, fotocopias o el llamado flocage, un procedimiento que da a una superficie un aspecto aterciopelado (2). También realizó montajes o assemblajes así como instalaciones.


 Realiza entonces esculturas ensamblando objetos de plástico de distintos colores; da vida a lo que él llamó "cuadros horribles" en los que revisitaba a las grandes figuras de la historia del arte, como Ingres, por ejemplo, o del cartel publicitario que pintaba con colores ácidos, en una suerte de apropiacionismo del pasado y finalmente, como decimos, utiliza el neón.





A partir de 1965 crea decorados y vestuarios para los ballets de Roland Petit ( Elogio de la locura, Lost Paradise) así como cortometrajes : Homero Presto, Camembert Martial extra doux o Grand Départ. 



Actualmente, se puede visitar una retrospectiva de su obra hasta el 22 de septiembre en el Centro Pompidou de París que reune más de 200 trabajos del que está considerado como uno de los más importantes artistas franceses vivos. Mucha ironía y mucho humor. 




La obra de referencia para realizar esta entrada así como las notas han sido extraídas de: 

1-  Aquí.
2- Durozoi, Gerard ( coord): Diccionario Akal del Arte del Siglo XX, 1997



En cuanto a la obra gráfica ha sido extraída de multitud de páginas con la única intención de divulgar su trabajo: 

2 comentarios:

  1. Sin duda... ironía y humor en abundancia.
    En realidad los abanderados del Pop Art y afines, lo que hicieron en gran medida fue lo que Groucho en el cine o Frank Zappa en la música: utilizar el humor, la ironía y la sátira como sacudidores de conciencias.
    Fue ver la odalisca verde (que casualmente también cité hace un par de días en el post de Lalla Essaydi), y me acordé de aquél disco de Zappa que se titulaba "Does humor belong in music?", preguntándose, irónicamente a la vez, si el humor tiene sentido en la música. Aquí la pregunta es si cabe en el arte en general, y hasta qué punto lo potencia o lo desvirtúa. Desde luego para mí es un componente intrínseco del cualquier cosa, y ningún arte puede estar ajeno. Hasta las obras más sublimes del arte universal tienen una veta humorística... aunque muchas veces hay que ahondar bastante en cuestiones histórico/coyunturales para develarla.
    Este Raysse, en todo caso, me parece bastante más interesante (y divertido) que Klein.
    Ya veo que volviste con ganas. Aplausos.
    Y besos desde las laderas del volcán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo Javi y sí, a mí también me gusta más que Klein. La utilización del humor y la ironía para hacer crítica es demoledora además de ser la postura más inteligente desde mi punto de vista.

      Gracias y bicos desde una Pontevedra tórrida, hoy.

      Eliminar